El poder de los Aceites Esenciales

Una imagen de primer plano de una mano sosteniendo un gotero, dispensando un líquido transparente de aceites esenciales en la frente de una mujer acostada con los ojos cerrados, lo que implica un cuidado de la piel o

Los Aceites Esenciales ocupan un papel en importante en mi vida, me acompañan a la hora de dormir, meditar y como ungüento para mi piel. Por todo esto no concibo mi trabajo como masajista sin utilizar las propiedades y beneficios de los aceites esenciales.

¿Qué son los Aceites esenciales?

Son las esencias de las plantas, la concentración más alta de las moléculas contenidas en ellas. Es el uso de las plantas de forma concentrada.

El hombre ha reconocido los diferentes olores y ha aprendido a utilizarlos. La historia documentada del uso de aceites esenciales se remonta al año 4500 A.C.

La aromaterapia pone en práctica y transmite todos esos conocimientos, haciendo uso de su poder, ya que tiene una amplia gama de posibilidades terapéuticas.

¿Cómo actúan los aceites esenciales?

Aquí el porqué de su importancia, los aceites esenciales actúan en el organismo penetrando a través del contacto con la piel o el olfato. Las moléculas de la esencia flotan hasta la parte posterior de la cavidad nasal, allí estimulan las células olfativas.

Las zonas del cerebro a las que se envían los mensajes relativos al olfato son: La corteza cerebral y el sistema límbico.

El sistema límbico controla muchas actividades vitales como el sueño, el instinto sexual, el hambre, la sed. También es la zona del cerebro relacionada con las emociones y la memoria.

Los olores están conectados con el hipotálamo que controla los sistemas endocrinos y nerviosos, a través de este mecanismo el cerebro entra en contacto con el mundo exterior.

A nivel cutáneo, por ejemplo, un estudio de la Universidad de Messina, en Italia, certifica que el aceite de bergamota, cuando es aplicado directamente sobre la zona afectada, exhibe propiedades antiinflamatorias y analgésicas.

Propiedades e indicaciones

Ahora te voy a explicar las propiedades e indicaciones de dos de los aceites esenciales que me acompañan en mis masajes. Poco a poco, dedicaré un post a cada esencia.

Lavanda

Un arreglo rústico de naturaleza muerta con un ramo de lavanda seca, dos velas blancas, una tabla de madera ornamentada y un pequeño frasco de aceites esenciales con una tapa negra, todo ello contra un musgo.
  • Considerado como unos de los remedios de aromaterapia más completos. Sus propiedades antimicrobianas, antidolor, relajantes y sedantes, son el aliado perfecto para dolores como de cabeza o del periodo.

  • Tranquiliza y ayuda a regular la tensión arterial.

  • Remedio para cicatrizar diferentes tipos de heridas y quemaduras.

  • Recomendado para tratar diferentes tipos de eccemas y calmar los picores.

En mis sesiones de masajes lo escojo casi siempre para la primera toma de contacto, haciendo que el cliente lo inhale a través de una toalla impregnada con unas gotas de su aroma, durante 10 respiraciones lentas y profundas. Ya que la respiración profunda es una de las mejores maneras de reducir el estrés en el cuerpo. Cuando se respira profundamente, el cuerpo envía un mensaje a su cerebro para calmarse y relajarse.

En las pindas de Masaje Balines siempre se incluyen dos o tres gotas, como también se incluyen en el aceite del Masaje Profundo donde lo suelo mezclar con aceite esencial de romero, árbol de té o el copaiba. En el Masaje Relajante me acompaña con la intención de liberar el estrés y en el Masaje Anticelulítico también ya que ayuda a la eliminación de la grasa acumulada o localizada. Por último, en el Masaje Circulatorio mejora la circulación sanguínea.

Jazmin

Imagen de primer plano de flores de jazmín blanco en flor, que muestra delicados pétalos y exuberantes hojas verdes, creando un fondo denso y floral impregnado de aceites esenciales.

Como con la lavanda, el aceite esencial de jazmín alberga gran cantidad de beneficios y propiedades, siendo también uno de los más populares.

  • Funciona como estimulante.

  • Es un analgésico

  • Contiene propiedades antisépticas.

  • Antinflamatorio.

  • Eficiente bactericida.

  • Al ser antiespasmódico, puede servir para calambres musculares.

  • Ayuda a nivel mental, aumentando la autoestima y libido
  • Gran aliado para relajar y al mismo tiempo mejorar el ánimo.

Lo suelo utilizar en la primera toma de contacto, en el momento de la respiración consciente, cuando el cliente tiene estrés y nos disponemos a mejorar su estado a través del Masaje Relajante.

También se incluye en el aceite del Masaje de Tejido Profundo ya que puede mejorar una gran cantidad de condiciones que generan dolor muscular. En el aceite del Masaje Circulatorio y Masaje profundo nunca me falta, ya que una de sus propiedades es la estimulación.

Y aquí hago un punto y aparte por considerar el proceso de la creación una de las transiciones más importantes. En el Masaje Post Parto, el aceite de jazmín es un aliado indispensable, ya que sus atributos ayudan a aliviar los síntomas que quedan luego del parto, sobre todo la ansiedad, depresión, el dolor muscular y los bajos ánimos que pueden ocurrir, después del parto.